viernes, 26 de septiembre de 2008

Benny Hill (El Show de Benny Hill)

Alfred Hawthorn Hill (n. Southampton, Inglaterra, 21 de enero de 1924 – m. Teddington, Inglaterra, 20 de abril de 1992), más conocido como Benny Hill, fue un prolífico cómico británico. Uno de los más universalmente reconocidos cómicos gracias a su programa de televisión El Show de Benny Hill.




Biografía

Alfred “Alfie” Hill nació en Southampton, donde él y su hermano fueron a la escuela de Tauntons. Durante la segunda guerra mundial fue uno de los alumnos trasladados a la escuela Bournemouth. Al terminar la escuela trabajó como lechero en Eastleigh, conductor, operador y baterista.
Benny trabajaba mucho y tenía pocos amigos, aunque los que le conocían de cerca insisten en que él nunca se sentía solo. No se casó, aunque se lo propuso a dos mujeres a lo largo de su vida - una, la hija de un escritor británico - y fue rechazado por ambas. Nunca poseyó su propio hogar, ni un coche; en su lugar prefirió alquilar un pequeño apartamento en Teddington, cerca de los estudios, donde hacía su trabajo. Su madre vivió con él hasta su muerte, poco antes de la suya.
Le encantaba viajar, era francófilo, y vistaba frecuentemente la ciudad de Marsella. Hasta los años 80, gozaba del anonimato de los cafés al aire libre y del transporte público. Además de dominar francés, Benny también podía hablar alemán, holandés e italiano.

Comienzos

Su abuelo fue quien lo introdujo en el mundo del espectáculo y el teatro. Inspirado por los cómicos del music hall, pensó en darle su toque al negocio del escenario. Cambió su nombre por Benny Hill, haciendo un pequeño homenaje a su cómico favorito Jack Benny.
Hill empezó a hacer actuaciones en clubs masónicos, cenas de trabajo, nightclubs y teatros. Hizo una audición para el teatro Windmill, donde obtuvo su primer empleo dentro del teatro profesional.
Entre el final de la guerra y el amanecer de la televisión, trabajó en la radio. Su primer papel en televisión fue en 1949 en el programa Hi There. Continuó actuando intermitentemente hasta que en 1955 su carrera se vio catapultada con El show de Benny Hill en la BBC. Entre sus personajes más recurrentes están Patricia Hayes, Jeremy Hawk, Peter Vernon, Ronnie Brody y Dave Freeman. Tenía también un programa radial de breve duración, El tiempo de Benny Hill, que estuvo en el aire desde 1964 a 1966.
En 1964, interpretó a Nick Bottom en una producción para televisión de la obra de William Shakespeare, El sueño de una noche de verano.

El show de Benny Hill

En 1969 su show fue trasladado de la BBC a la Thames Television, donde permaneció hasta 1989.
Ben Elton criticó al show de Benny Hill de sexista, al igual que otros famosos cómicos de los 80. Según su biógrafo Mark Lewisohn: "en Gran Bretaña, Benny Hill es tabú". Su show se repite raramente en televisión, por satélite o por cable, si bien se ha emitido recientemente en el canal de cable BBC América.
En España marcó un gran éxito a principios de los 90, gracias a su emisión en la cadena privada Telecinco, aunque la cadena pública Televisión Española emitió el show intermitentemente durante la década de los 80. Poco antes de morir viajó a España como invitado al programa "Las noches de Tal y Tal", donde hubo un pequeño combate a bofetadas suaves entre presentador del programa Jesús Gil y Gil y el propio Benny Hill.

Muerte

Su salud empezó a declinar a principios de los 90. Pesaba más de 100 kg y sufría justamente por los problemas de su obesidad. El 11 de febrero de 1992, tras un ataque al corazón, los médicos le recomendaron que perdiera peso y que se hiciera un bypass coronario, a lo que se negó. Una semana más tarde se le diagnosticó una insuficiencia renal.
Benny Hill murió el 20 de abril de 1992, solo, en su casa de 7 Fairwater, camino de Twickenham, Teddington, a la edad de 68 años de una trombosis coronaria. El 24 de abril, los vecinos llamaron a la policía, que encontró, entonces, el cadáver sentado en su butaca delante de la televisión.
Fue inhumado en el cementerio de Hollybrook cerca de su lugar de nacimiento, Southampton. En octubre de 1992, se rumoreó que había sido enterrado con grandes cantidades de joyas y oro. Unos ladrones exhumaron su cuerpo; cuando las autoridades acudieron, a la mañana siguiente, encontraron su tumba abierta y sin ningún rastro de tesoro. Sólo los culpables de la profanación saben si había tales comentados valores dentro del ataúd. Benny Hill fue enterrado de nuevo con una cobertura nueva para el féretro y una losa sólida, colocadas a través de la tapa del sepulcro. Estas circunstancias fueron-curiosamente- muy similares a las acaecidas con Romy Schneider.

Herencia

La fortuna de Benny Hill tenía un valor aproximado de 10 millones de libras esterlinas. Sus numerosos sobrinos, se repartieron ese dinero. Una nota fue encontrada entre sus pertenencias que asignaba enormes sumas a varios de sus amigos: Sue Upton, Louise English, Henry McGee, Bob Todd y Dennis Kirkland; sin embargo, no pudo demostrarse la validez de la nota.

Admiradores famosos

El cómico inglés Charlie Chaplin y el cantante estadounidense Michael Jackson eran dos admiradores de los trabajos de Benny Hill. Michael Jackson encontró tiempo para visitar a Benny en el hospital cuando éste se recuperaba de su ataque al corazón, en febrero de 1992. Benny Hill había descubierto que su ídolo de la niñez, Chaplin, era admirador suyo cuando la familia del gran cómico del cine mudo lo invitó a su casa de Suiza. Allí pudo descubrir que el gran Carlitos tenía una colección extensa de su trabajo, en vídeo. Al parecer, Benny Hill y Dennis Kirkland (amigo y director del show de Benny Hill por muchos años), fueron los primeros,ajenos a la familia de Chaplin, en visitar su estudio privado.
El profesional de la televisión Adán Carolla también ha declarado ser gran admirador de Benny Hill y de Jackie Wright, conocido por ser el hilarante y simpático viejecito calvo del show de Benny Hill.
Otros famosos que han demostrado su admirado reconocimiento por el cómico británico han sido: Carlos Mencia, Peter Sterling y Brett Kenny.
Durante el rodaje del documental Benny Hill: El payaso favorito del mundo, muchas celebridades expresaron su admiración por el trabajo del inglés: Burt Reynolds, Michael Caine, John Mortimer, Mickey Rooney, y Walter Cronkite, entre otros.
En 2006, el locutor y el crítico Garry Bushell lanzó una campaña para erigir una estatua de Benny en Southampton, con la ayuda de Barbara Windsor, Brian Conley y de muchos otros cómicos británicos. Para desconcierto mundial y de todos sus admiradores, hace no mucho tiempo -año 2007- sus programas fueron bajados de la televisión inglesa. Se juzgó -con extraña argumentación- que su obra correspondía a un espíritu "machista" no ajustado a la tesitura de la nueva mentalidad británica.

2 comentarios:

Jaime dijo...

a mi me gustaba mucho, era un fuera de serie

Jony dijo...

Benny Hill era uno de mis cómicos favoritos. Incluso aún conservo un dvd de sus mejores momentos.