martes, 11 de agosto de 2009

Dragón galés.

Se suele decir que lo que bien empieza, bien acaba, pero hay algunas excepciones.

Después de pasar un día agradable, pasear por la playa...etc, pensaba que mi visita a la casa de la madre mi novia para conectarme a internet (prefiero no decir la palabra suegra), iba a seguir siendo algo sosegado y tranquilo. Pero por lo visto Gerrard se ha lesionado de la ingle, no jugará con su selección el partido amistoso ante Holanda y es duda para iniciar la Premier este domingo.

Para mí es un auténtico palo, es como si me dices que no hay nada después de la muerte, que Dios no exitse o cosas así, ya que Gerrard es el Liverpool y el Liverpool sin Gerrard...se queda huérfano.

La foto que adjunto en el post es el cambio que he hecho en mi equipo para este fin de semana, ya que no me pienso arriesgar a dejar a Gerrard en él y que después no juege. Opto por Lampard que es para el Chelsea, lo mismo que Steven para nosotros.

Sin embargo el tema principal del post no es sobre esto, sino sobre la historia del dragón galés que aparece en la bandera del país.

Se dice que el emblema se cogió después de que se retiraran los romanos del lugar, que Enrique VII de la dinastía de los Tudor la introdujo a su vestuario real y más tarde se añadió a la bandera galesa, pero la leyenda dice otra cosa.

La leyenda afirma que había un dragón rojo en la Edad Media que defendía la región de un dragón blanco. Los chillidos del dragón enemigo eran tan agudos que dejaban estériles a todos los seres vivos que la oían y esto inquietaba al que era el Rey de Gran Bretaña, Lludd.

Lludd pide ayuda a su hermano Llefelys que propone hacer un hueco en el medio de Gran Bretaña, llenarlo con una sustancia alcohólica y cubrirla con un paño. Los dragones galeses, más otros que merodeaban las islas, caen en la trampa y son llevados a Snowdonia (que actualmente es un parque nacional del norte de Gales).

Siglos más tarde, Vortigen (otro Rey), construye su castillo en el mismo lugar donde estan situados los dragones. Al derribarse en varias ocasiones las paredes del castillo, pide ayuda a Merlín y este le dice que los libere, ya que es imposible que los siga reteniendo.

Vortigen los libera, luchan entre sí y el Dragón Rojo galés es el que sale victorioso, después de ello es cuando se convierte en símbolo del país.

5 comentarios:

Sílvia dijo...

Hola Jony!
Gerrard es el alma del Liverpool, sin ninguna duda. Ojalá se recupere a tiempo del debut liguero.
Me gustan estas leyendas con sabor inglés. Y a los que las difunden :)
Saludos
sílvia

edufh dijo...

Eyy!

Aqui te dejo mi superequipo (he tenido que sustituir a Vidic y Rosicky, que se me habian lesionado :S)

Reina
Richards - Terry - Lescott - Sagna
Fellaini - Modric - Mascherano - Milner
Van Persie - Torres (c)

Hart - Obi Mikel - Faye Ab - Nevland

A ver como lo hacemos este finde jejeje

Noé Hernández dijo...

Curiosa historia, y coincido en que Gerrard es el alma del Liverpool, junto con Torres diría yo. Saludos.

www.migustoparticular.blogspot.com

jose antonio dijo...

muy buenas crack !

aver, tranquilo hombre ! que seguro que gerrard llega a tiempo !

p: jonny ! ya queda menos para que ponga en mi blog los partidos !! y seguro que habrá muchos partidos de la premier !! ya sabes que te avisaré para lo de la prvia siempre con una antelacion de 4 dias
un abrazo crack !

Anfield dijo...

Me gusta la historia, espero algun dia visitar gales. Ya podrian hacer una pelicula con esta leyenda, estaria guapa.